Historia de la marca Rickenbacker

La compañía fue fundada con el nombre de Electro String Instrument Corporation, por Adolph Rickenbacker y George Beauchamp. Ellos eligieron que el nombre de la marca de guitarras fuera Rickenbacher, pero luego fue cambiado y renombrada a Rickenbacker.

Estos instrumentos fueron sobre nombrados como “sartenes”, debido a sus largos mástiles y cuerpos circulares. Son considerados por algunos como las primeras guitarras eléctricas sólidas (macizas), más allá de que no eran guitarras estándar, sino guitarras de los tipos “lap-steel”. Tenían pastillas enormes, con un par de magnetos con forma de “herradura” que pasaban por sobre las cuerdas. Para el año 1939, en el cual cesó la producción, se habían fabricado 2.700 .

Rickenbacher (cambiado poco tiempo después a ‘Rickenbacker’, para evitar cualquier connotación alemana mientras ocurría la guerra mundial) continuó especializándose en guitarras de metal en 1950, pero con el boom del rock and roll, sus producciones comenzaron a incluir guitarras estándar (acústicas y eléctricas). En 1956, Rickenbacker introdujo dos instrumentos de tipo “neck through body” (mástil dentro del cuerpo). Esa construcción se transformó en estándar para la compañía en sus modelos Combo 400 guitar y el modelo 4000 bass.

En 1959, Rickenbacker introdujo la serie “Capri”, incluyendo guitarras semiacústicas con doble recorte (cutaway), que se transformaría en la famosa Serie 300. En 1964, Rickenbacker desarrolló una guitarra eléctrica de 12 cuerdas con un diseño de pala innovador, que permitía colocar las 12 clavijas en una pala de tamaño normal. Esto se logró montando alternadamente pares de clavijas en cierto ángulo con las demás.

Guitarras

Durante los años 1960, Rickenbacker obtuvo un sólido respaldo cuando un par de sus modelos quedaron permanentemente asociados con el sonido y la imagen del grupo musical más popular de la década, y probablemente el más influyente del siglo XX, The Beatles.

En 1960, el entonces desconocido John Lennon compró en Hamburgo una 325 Capri, la cual fue usada desde los primeros años de The Beatles hasta en la famosa aparición de Los Beatles en el “Show de Ed Sullivan” (The Ed Sullivan Show). A partir de allí, Lennon utilizó algunas otras variaciones posteriores del modelo 325 como un nuevo ejemplar (fabricado para él especialmente) a principios de 1964, otra versión de 12 cuerdas, y una 1996 (denominacion del modelo 325 cuando era exportado a Inglaterra).

Por su parte, George Harrison compró una 425 en 1963, y en febrero de 1964, mientras Los Beatles estaban en New York, Rickenbacker le regaló a Harrison el segundo ejemplar del modelo 360/12 (la novedosa guitarra de 12 cuerdas). Este instrumento se transformó en una parte clave del sonido de Los Beatles en el album “A Hard Day’s Night” a mediados de 1964 y siguió siendo usado por Harrison durante el resto de su vida. En agosto de 1965, Harrison fue nuevamente favorecido con un nuevo modelo 360 de 12 cuerdas, este segundo ejemplar era de los entonces llamados “Nuevo Estilo” (New Style), el cual utilizó durante sus giras con el grupo hasta que fue robada de los estudios de Abbey Road en el año 1969.

Aunque no extremadamente fácil de ejecutar (las 12 cuerdas están dispuestas en un diapasón de tamaño normal) este modelo sigue siendo muy popular ya que posee una característica única, el verdadero sonido “12 string Rick sound”, uno de los sonidos más distintivos en la música rock desde 1964

De mediados de los 60’s a mediados de los 70’s Paul McCartney, también de Los Beatles, utilizó un bajo Rickenbacker modelo 4001s (variacion del modelo 4001, del que se distingue por no tener ribetes, y marcas de punto en el diapasón, en lugar de las triangulares) (mirar más abajo).

Otros famosos musicos de guitarras Rickenbacker han sido o son: Roger McGuinn de The Byrds, Pete Townshend de The Who, Carl Wilson de los Beach Boys, Paul Kantner de the Jefferson Airplane y Steppenwolf.

A principios de los 70’s las guitarras Rickenbacker cayeron en desuso, aunque no así los bajos, los cuales formaron parte del sonido característico de la década. De todas formas, esto no fué por mucho tiempo ya que renacieron como símbolo de muchas bandas de New Wave y jangle pop. Hoy por hoy, ya se han convertido en un clásico, e incluyen su propia serie Vintage…

 

 

 

 

 

 

Foto de Adolph Rickenbacker

A %d blogueros les gusta esto: